" />
Obra Social del Personal Gráfico: Un sistema solidario que enfrenta a la crisis
La desregulación del sistema de salud hacia fines de los años ’90 debilitó sustancialmente los principios de solidaridad con el objetivo de favorecer a las empresas privadas, cuyo fin primero fue siempre la obtención de ganancias, dejando de lado los verdaderos motivos por los que puede fundarse una Obra Social. Muchas empresas de medicina prepaga terminaron gerenciando Obras Sociales Sindicales y salieron a captar afiliados jóvenes y de los aportes provenientes de otras Obras Sociales, desechando a los afiliados/as de mayor edad y con demandas más complejas de atención. De esta forma comenzó a mercantilizarse el sistema, destruyendo a entidades como la que nos ocupa, que continuaban decididas a sostener los tradicionales y nobles principios originarios.

La Obra Social del Personal Gráfico fue creada en base a los aportes de los trabajadores activos y jubilados con un único fin atender la salud y proteger la vida de toda la familia gráfica. Esta filosofía, basada en la práctica de la solidaridad llevó a la entidad a convertirse en una de las mejores Obras Sociales del país con una importante estructura de servicios.
 
Alentados en más de un caso por las propias patronales del gremio, fueron generando un proceso de crisis que hoy por hoy sitúa a la Obra Social del personal Gráfico en un escenario refundacional.
 
Sus jubilados y pensionados fueron artífices de las mejores obras y acciones del gremio, por lo que tienen todo el derecho a optar por los servicios de salud que ellos han contribuido a forjar. Lo mismo para los compañeros y compañeras de las Cooperativas de Trabajo Gráficas, que se vieron forzados a luchar por la subsistencia de sus fuentes de trabajo en las peores circunstancias y que, con gran esfuerzo, hoy llevan adelante una extraordinaria experiencia de autogestión.
 
Hoy por hoy, el gremio le ha dado participación a la Red Gráfica Cooperativa en su administración y gestión. Juntos revén la situación de la obra social. A través de este trabajo mancomunado, el gremio tiene la posibilidad interactuar de forma directa con las instituciones y organismos que respaldan a la Red. Esto le otorga un gran aval en el proceso de resurgimiento por el que transita. La prestación del servicio en la obra social se amplía en estos momentos a las cooperativas de trabajo, emprendimientos autogestivos, y afiliados que se han quedado sin patrón, aunque por el momento no se hayan constituido en cooperativa.
 
La nueva comisión de gestión de la Federación Gráfica Bonaerense trabaja arduamente para salir adelante. Para esto, busca ajustar y reprogramar el esquema de asignación de turnos, ampliar la prestación de servicios descentralizando la atención, que hoy día sólo se da en la clínica “Ciudad de la Vida” y regular la falta de medicamentos, que limita la calidad de vida de sus asociados.
 
La Obra Social del Personal Gráfico se compromete a mantener vivos sus ideales solidarios, basados en el bienestar y salud humanos, al mismo tiempo que necesita el compromiso activo de los 3700 jubilados y pensionados, los 1300 trabajadores y familiares cooperativistas y a los otros 42.000 beneficiarios para reordenar la Obra Social y gestionar las acciones que correspondan ante el Estado Nacional; y de esa forma resguardar el derecho de toda la Familia Gráfica a seguir manteniendo un sistema solidario que garantice la mejor atención de salud para todos, sin distinción.
 
 
FEDERACIÓN GRÁFICA BONAERENSE
Julio de 2012
Oficina Institucional: Hotel Bauen | Callao 360 - Piso 3° - Of 314 | Tel: (011) 4371-7055
Oficina Central: Federación Gráfica Bonaerense | Paseo colón 731 - piso 4° | Tel: (011) 4331-5650